Ir al contenido principal

TIEMPO ENTRE DOS AGUAS


Abominable soledad

Cada determinado tiempo
la abominable soledad regresa a mi puerta
con sus ojos ardientes que laceran mi Ser.

Dicen que roba sin piedad mi Malaj nocturno
y que impávida asesina mis musas del bien.

Lo que nadie sabe,
es que he construido una puerta secreta
en lo profundo de mi alma
en donde me oculto de las garras
mortales de esa diosa noctámbula.

Cuando el día asome su rostro
habré arrancado de este cielo grisáceo
el ojo infame de tan cruel orfandad.








"Vuelve a menudo y tómame, en la noche, cuando mis labios y mi piel recuerdan.."

Konstantin Kavafis

Arcano

Cuando los dedos de mi memoria
auscultan las hojas escritas 
en la primavera de tu piel,
vuelves desnuda despuntando
un tiempo entre dos aguas
bajo esas noches verticales.

Al calor de la hoguera los ángeles de Alberti
acarician tus cabellos y nuestra inocencia
se fuga entre poemas, cigarros, vino y café...
Danzas sobre pinceles, óleos y lienzos
como bailarina del maestro Degas.

En tanto yo
le platico a mi silencio
arcano de tu sombra.


"Estas páginas que hablan de mí, 
probablemente leyeron mi rostro 
en aquellos bíblicos y amarillos pergaminos"

La escalera de Yaakob
Fragmento
Dumett Sevilla

Comentarios